Consejos para ahorrar en la factura de gas

Este fin de semana llegó el frío y volvimos a la calefacción. A continuación algunos consejos para que no desesperes cuando llegue la factura

Imagen hornalla

1) Mantené una temperatura constante y moderada. Conviene tener la calefacción entre 18 y 21ºC durante el día, suficiente para estar a gusto y no gastar excesivamente. Ten en cuenta que cada grado de más que subas va a incrementar el gasto en un 8%, aproximadamente. Por ello te puede ser útil instalar un termostato que te ayude a regular la temperatura de forma automática, sin tener que estar todo el rato encendiendo y apagando

2) Bajá la temperatura si vas a salir de casa. Si es por un período
corto, de pocas horas, bájala a unos 15ºC, pero si vas a estar fuera un día o más, lo aconsejable es que la cortes por completo. Es un gesto sencillo y que te conllevará un gran ahorro a la larga.

3) Apaga la calefacción de noche. Si vas a acostarte, puedes dormirte perfectamente si ya tienes la casa calentita, cortando la calefacción durante la noche y tapándote en la cama con mantas gruesas.

4) Mantenimiento y revisión de la caldera. Si está sucia aumentará el consumo de energía. Además, al principio de cada temporada invernal hay que purgar los radiadores, dejando que salga todo el aire que tengan hasta que empiece a salir agua caliente.

5) Usar la calefacción solo donde realmente haga falta. En habitaciones vacías o donde apenas entremos no vale la pena dejar la calefacción puesta, podemos seleccionar por cuartos.

6) No tapes ni obstruyas los radiadores. Si ponemos ropa encima para que se seque, por ejemplo, haremos que los radiadores necesiten más energía para calentar la casa.

7) Baja las persianas y cierra las cortinas. Sobre todo de noche y cuando se ponga el sol en invierno, así evitarás fugas de calor en tu casa. Durante el día hacé justo lo contrario, sube las persianas y abre las cortinas todo lo que puedas para que los rayos del sol calienten la casa.

8) No ventilar la vivienda más de diez minutos. Con unos pocos minutos es suficiente para airear la vivienda. Eso sí, mientras tanto no tengas encendida la calefacción, porque será un gasto inútil.

9) Coloca los radiadores bajo las ventanas. Así, el frío que pueda entrar a través de las mismas podrá ser calentado rápidamente.

 

Ver más en: hogar.uncomo.com

Dejá un comentario

Aumento empleadas domésticas diciembre 2017

Según lo establecido por la Comisión Nacional de Trabajo para Empleadas de Casas Particulares en el marco de la paritaria 2017,  en…

Los argentinos son quienes dedican más tiempo al hogar

El Global Home Index (GHI) es una iniciativa del Centro Walmart Conciliación Familia y Empresa (CONFyE) del  IAE Business School de Argentina en alianza…