6 rasgos de tu escritura que definen tu personalidad

La forma en la que escribes dice mucho de ti, más de lo que crees. La escritura a mano puede revelar características sobre cinco mil rasgos de personalidad diferentes, de acuerdo con un estudio realizado por la Compañía Nacional de la Pluma en los Estados Unidos. Además, puede ayudar al diagnóstico y seguimiento de enfermedades mentales como el Alzheimer o la esquizofrenia.Signature

Este proceso de análisis de la escritura a mano se llama grafología y es ¡muy interesante! ¿Quieres conocerte un poco mejor y saber qué dice tu caligrafía de ti? Sheaffer, el experto en instrumentos finos de escritura, basado en lo que dicen los expertos, te da una sencilla guía para que lo descubras.

  1. Tamaño: Si tu letra es pequeña seguro eres una persona tímida e introvertida, pero también muy estudiosa y meticulosa. Si por el contrario tienes una letra más grande, te gusta llamar la atención al ser una persona extrovertida. Pero si tu escritura es de un tamaño medio, ¡felicidades! Eres bastante equilibrada y adaptable.
  2. Espacio: ¿Dejas grandes espacios entre las letras? Gozas de tu libertad y no te gusta estar en lugares con mucha gente. ¿Escribes las palabras muy pegadas? No soportas la soledad y tiendes a ser entrometida o intrusiva, ¿te suena?
  3. Inclinación: Sí, escribir de ‘ladito’ también significa algo. Si lo haces hacia a la derecha, eres una persona que está abierta a nuevas experiencias y disfrutas conocer gente nueva. En cambio, si lo haces hacia la izquierda, significa que tiendes a ser una persona solitaria. Las personas cuya escritura no se inclina hacia ninguna dirección son lógicas y prácticas.
  4. Forma: Escribir con letras redondas es de personas creativas y artísticas. Las letras puntiagudas demuestran agresividad e intensidad, pero no te preocupes, también significan mucha inteligencia y algo de curiosidad. ¿Unes las letras a la hora de escribir casi como la cursiva que nos enseñaron en la primaria? Bueno, entonces eres una persona lógica y metódica.
  5. Velocidad: Seguro esta va a ser muy obvia, pero no está de más. Quienes escriben rápido son personas impacientes a las que no les gustan los retrasos; mientras que quienes lo hacen despacio son personas organizadas y aunque no lo creas, con confianza en sí mismas.
  6. Presión: Si cuando escribes te duele la muñeca después de un rato, seguro eres de esas personas que ejercen una presión fuerte, lo que se traduce a que se te dan bien los compromisos y te tomas las cosas seriamente. Si la presión es excesivamente fuerte, tiendes a ser tieso, pero puedes reaccionar rápidamente a las críticas. Una presión suave significa que eres sensible y muestras empatía hacia la gente, pero también que podrías tener falta de vitalidad.

Si bien, desde niños nos enseñan a escribir de una manera específica respetando reglas de caligrafía, formas, tamaños, etc., conforme vamos creciendo y desarrollando cierto carácter y nuevas habilidades, es inevitable que nuestra escritura se transforme.

 

Ver más en: mamaejecutiva.net

Dejá un comentario

5 Trucos de limpieza para una cocina radiante

La cocina es uno de los lugares más importantes de la casa, y en esta época del año se convierte en…

Cómo limpiar las áreas más descuidadas del hogar

Una casa limpia y ordenada es muy importante para mantener una buena salud. Y para esto, resulta imprescindible mantener una rutina…