Cómo mejorar la vida útil de tus electrodomésticos

Es inevitable: en algún momento los electrodomésticos se desgastan y comienzan a fallar. Pero el maltrato y el descuido pueden acelerar este proceso. Mira estos consejos para entender qué los arruina y cómo cuidarlos mejor para alargar su vida útil.

LAVARROPAS

Cómo arruinarlo: las monedas u objetos de metal que quedan en los bolsillos de la ropa pueden dañar el tambor interno o la salida externa del aparato y firmar su sentencia de muerte. Los daños en el tambor interno pueden desgarrar o estirar las prendas, mientras que cualquier desperfecto en el conducto de salida puede provocar pérdidas. El alto costo de un electrodoméstico de este tipo, sumado al costo de la instalación, lleva a que tanto la reparación como su reemplazo resulten muy costosos.

Cómo cuidarlo: nunca laves objetos con ganchos de metal pesados. Revisa siempre los bolsillos antes de colocar cualquier prenda a lavar. Evita sobrecargar el aparato y sigue las recomendaciones del fabricante sobre niveles de carga.

SECARROPAS

Cómo arruinarlo: cualquier acumulación de hilos o pelusas en el filtro reduce drásticamente el flujo de aire y, por lo tanto, el dispositivo debe trabajar mucho más para secar las prendas. Esto genera mayores costos de mantenimiento, fallas prematuras y probabilidad de incendio.

Cómo cuidarlo: limpia el filtro cada vez que uses el secarropas. Sigue las indicaciones del manual de instrucciones para disponer una ventilación adecuada. Siempre que sea posible, reemplaza las mangueras de descarga de plástico por conductos de metal rígidos o flexibles y procura que el recorrido desde el aparato a la salida de ventilación externa esté lo más derecho posible. Revisa todos las áreas accesibles del secarropas en las que puedan acumulase pelusas –parte trasera, salidas de ventilación, alrededor de la boca del filtro y de la puerta- y eliminalas.

HORNALLAS DE VIDRIO O CERÁMICA

Cómo arruinarlo: la manera más común de quebrar estas superficies es por un golpe, ya sea con una cacerola o una sartén pesada o con una gran lata de conservas. También se pueden romper al usar ollas con base cóncava o demasiado grandes que tienden a concentrar el calor.

Cómo cuidarlo: usa siempre aquellos productos de limpieza y utensilios recomendados por el fabricante y limpia cualquier derrame de comida de inmediato para evitar que se queme. Usa ollas y sartenes con base plana y asegurate de que no sean más grandes que la hornalla.

HELADERA Y FREEZER

Cómo arruinarlo: el componente más costoso de una heladera o freezer es el compresor, una parte del sistema sellado de enfriamiento que generalmente cuenta con la protección de una garantía especial de cinco años (pero que debe durar por lo menos el doble). Para lograr que dure, es necesario limpiar la suciedad que se acumula sobre las bobinas del condensador, generalmente ubicadas detrás de una rejilla en la parte trasera o inferior del aparato. De lo contrario, el compresor se verá obligado a trabajar demás y puede sobre calentarse. Si falla en forma prematura, pero una vez vencido el período de garantía, la reparación puede resultar demasiado costosa y puede ser necesario reemplazar el aparato.

Cómo cuidarlo: una vez por año – dos veces si hay mascotas peludas en el hogar – limpia cuidadosamente la suciedad de las bobinas del condensador y las salidas de ventilación con una aspiradora y un cepillo especial para esta tarea (un cepillo angosto tipo botella con mango corto). Cepilla suavemente la superficie y los espacios entre las bobinas, luego aspira. Repite el procedimiento hasta remover toda la suciedad. No golpees las bobinas con las boquillas de plástico rígido de la aspiradora ni uses objetos de metal, ya que podrían dañarse. Además, se recomienda mantener el freezer lleno porque es más eficiente que uno vacío y la eficiencia no solo extiende la vida del compresor y del aparato mismo, sino que también permite ahorrar energía.

LAVAPLATOS

Cómo arruinarlo: es suficiente con una pequeña raspadura en las bandejas recubiertas con vinilo para que se inicie un proceso de oxidación que puede arruinar el lavaplatos. Una vez que el metal interior comienza a oxidarse, el proceso no se puede detener. El óxido dejará manchas en los platos hasta que se reemplaces el estante o directamente el aparato. Además, cargar el lavaplatos en forma incorrecta, no utilizar el detergente adecuado, o no mantener el dispositivo lleno del líquido especial para enjuague (disponible en grandes supermercados) son todos factores que generan resultados de lavado deficientes.

Cómo cuidarlo: lava a mano sartenes, coladores y otros utensilios de cocina que tengan bordes afilados. Nunca coloques demasiadas ollas o elementos de vidrio en un espacio pequeño. Para mantener el máximo de eficiencia, utiliza un removedor de cal una vez al mes. Dispone los elementos filosos en la canasta para cubiertos de manera que no dañen las bandejas o el sello de la puerta y carga los cuchillos de cocina con filo con los mangos hacia arriba.

Recuerda que en Zolvers.com contamos con empleadas domésticas calificadas y podemos ayudarte en la limpieza de tu hogar

Busca personal de confianza

 

Fuente: http://ar.selecciones.com/

Un comentario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Haz tu propio detergente y suavizante para la ropa

No hay nada mejor que lavar la ropa con un buen detergente, quedando limpia, con rico olor y sin vestigios de…

Mira como ahorrar agua en el hogar y evitar excesos

Saber cómo ahorrar agua te dará la oportunidad de evitar que tu bolsillo se resienta y de llegar a fin de…