¿Conocías estos trucos para ahorrar energía en casa?

¿Tu factura de luz llega muy alto en proporción a tu consumo? Revisa estos simples consejos para comenzar a ahorrar y medir tu consumo de energía.

Adoptar medidas de control en la  iluminación, además de favorecer al medio ambiente y reducir gastos asociados con el consumo de energía, enriquece la calidad de vida en las viviendas y lugares de trabajo. El consumo de luz en los hogares mexicanos es de 40% y se prevé que la cifra crezca a nivel global a 57% para 2040.

Muchos electrodomésticos consumen energía 24 horas al día y representan en promedio 10% del uso de la electricidad en el hogar, reveló Lutron Electronics, empresa dedicada al control de la luz natural y eléctrica.

La fuga de energía eléctrica representa un problema severo para el país. En la Ciudad de México, se pierde 25% de la energía eléctrica suministrada, según datos del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC).  A nivel residencial las tarifas son 40% más caras que el promedio nacional, señala un informe realizado por el CIDAC y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), mientras que 99% de las fábricas que operan en la ciudad usan diesel, que resulta 60% más caro que el gas natural.

A continuación, te compartimos algunos tips para hacer ahorros significativos en tu consumo, son tareas sencillas que con constancia te ayudaran a ahorrar en tu tarifa de luz así como reducir un consumo desmedido que afectará en un futuro.

empleadas domesticas
Empleadas Domesticas

Aire acondicionado y calefacción:

  1.  Utiliza la vegetación a tu favor; plantar árboles en puntos estratégicos ayuda a desviar las corrientes de aire frío en invierno y a generar sombras en el verano.
  2. Es relativamente sencillo sellar las ventanas y puertas de la casa con pasta de silicón, para que no entre el frío en los meses de invierno y no se escape en los meses calurosos.
  3. Cuando compres o remplaces el equipo, verifica que sea el adecuado a tus necesidades.
    Dale mantenimiento periódico y limpia los filtros regularmente. Vigila el termostato, puede significar un ahorro adicional de energía eléctrica si permanece a 18°C (65°F) en el invierno, y a 25°C (78°F) en verano.
Aspiradora:
  1. Los filtros y los depósitos de polvo y basura de la aspiradora saturados hacen que el motor trabaje sobrecargado y reduzca su vida útil. Cámbialos cada vez que sea necesario.
  2. Verifica que la manguera y los accesorios estén en buen estado.
Horno y tostador:
  1. Mantén siempre limpios de residuos el horno de microondas, el horno eléctrico y el tostador, así durarán más tiempo y consumirán menos energía.
Iluminación:
  1. Utiliza lámparas fluorescentes compactas en sustitución de focos incandescentes; éstas proporcionan el mismo nivel de iluminación, duran diez veces más y consumen cuatro veces menos energía eléctrica.
  2. Pinta el interior de la casa con colores claros, la luz se refleja en ellos y requieres menos energía para iluminar.
Instalación eléctrica:
  1. Comprueba que la instalación eléctrica no tenga fugas. Para eso, desconecta todos los aparatos eléctricos, incluyendo relojes y timbre; apaga todas las luces y verifica que el disco del medidor no gire; si el disco sigue girando, manda revisar la instalación.
Lavadora:
  1. Carga la lavadora al máximo permisible cada vez, así disminuirá el número de sesiones de lavado semanal.
  2. Utiliza sólo el detergente necesario; el exceso produce mucha espuma y hace trabajar al motor más de lo conveniente.
Licuadora:
  1. Una licuadora que trabaja con facilidad dura más y gasta menos; comprueba que las aspas siempre tengan filo y no estén quebradas.
Plancha:
  1. La plancha es otro aparato que consume mucha energía. Utilizarla de manera ordenada y programada, ahorra energía y reduce los gastos.
  2. Plancha primero la ropa gruesa, o que necesite más calor, y deja para el final la delgada, que requiere menos calor; desconecta la plancha poco antes de terminar para aprovechar la temperatura acumulada.
  3. No dejes la plancha conectada innecesariamente.
Refrigerador:
  1. Sitúa el refrigerador alejado de la estufa y fuera del alcance de los rayos del sol. Comprueba que la puerta selle perfectamente y revisa periódicamente el empaque, si no cierra bien puede generar un consumo hasta tres veces mayor al normal.
  2. Deja enfriar los alimentos antes de refrigerarlos. La posición correcta del termostato es entre los números 2 y 3. En clima caluroso, entre los números 3 y 4.
  3. Si piensas comprar refrigerador nuevo, selecciona el que consuma menos energía eléctrica. Revisa la etiqueta de eficiencia energética, que indica que ese aparato cumple con la Norma Oficial Mexicana y ahorra energía. Recuerda que los de deshielo automático consumen 12% más de electricidad y eso significa mayor gasto.

Fuente:  http://www.cfe.gob.mx

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Haz tu propio detergente y suavizante para la ropa

No hay nada mejor que lavar la ropa con un buen detergente, quedando limpia, con rico olor y sin vestigios de…

Mira como ahorrar agua en el hogar y evitar excesos

Saber cómo ahorrar agua te dará la oportunidad de evitar que tu bolsillo se resienta y de llegar a fin de…