Cómo se deben lavar las zapatillas de correr

Llegamos a casa contentos, satisfechos con la actividad terminada. Nuestras zapas último modelo han respondido perfectamente a las exigencias, pero están muy sucias!

zapas

Coincidimos en que lo más fácil sería que se fueran directamente a la lavadora. No, ¡gran error! Eso sería desaconsejable, ya que podríamos estropear los materiales de los que están hechas y probablemente sus tecnologías perderían muchas de sus cualidades.

Entonces…¿Cómo las lavamos?

Las introducimos en un recipiente con agua templada y les añadimos jabón neutro. Ahí las dejamos durante una media hora hasta que se reblandezca la suciedad incrustada. Una vez transcurrido este tiempo, en el mismo recipiente y con la misma agua, las frotamos con un cepillo con las cerdas suaves.  Hecho esto, se sacan del agua y se aclaran. Ya sea con una manguera, en la ducha o en un lavadero.

Si vemos que ya están limpias, las pondremos a secar. Aunque nunca al sol, ni junto a una fuente de calor, ya que esto podría deformarlas. Hay que ponerlas a la sombra, en un lugar seco e incluso rellenarlas con papel de periódico para que absorban mejor la humedad. Las plantillas y los cordones sí pueden ser lavados a máquina, no hay ningún problema por eso.

Ahora sólo nos restará esperar a que se sequen para salir de nuevo a disfrutar  haciendo kilómetros. Seguramente al vernos con ellas tan relucientes vamos a tener muchas ganas de correr!

Ver mas en: facilísimo.com

Dejá un comentario

Los argentinos son quienes dedican más tiempo al hogar

El Global Home Index (GHI) es una iniciativa del Centro Walmart Conciliación Familia y Empresa (CONFyE) del  IAE Business School de Argentina en alianza…

Zolvers al rescate! La limpieza de primavera

Ha llegado la primavera y con sus toneladas de luz se hace mas evidente que hemos estado acumulando cosas que no…