Cuidando de las empleadas del hogar, ¿qué puedes hacer?

El trabajo en el hogar es un oficio digno, importante y las trabajadoras del hogar merecen respeto. Por ello, es necesario y muy recomendable que se formalice con un contrato. Hacer esto tiene beneficios para ambas partes.

contrato-de-la-empleada-domestica

Un escrito en donde se especifiquen las condiciones laborales por parte del empleador y de la trabajadora del hogar que establezca beneficios y obligaciones mutuas y queden aclarados los siguientes puntos:

  • Periodo a prueba: Definir el tiempo en que se examinará su desempeño y respetarlo, de no desear continuar alguna de las dos partes, indicar también el periodo de anticipación para el aviso.
  • Salario: Tiene que darle la posibilidad de tener una calidad de vida digna, evaluar el mercado de manera objetiva y justa. No se puede remunerar de la misma forma a una persona que solamente realizará el aseo a otra que además, cocine, planche, lave ropa y cuide a niñas y/o niños. O bien, la que realiza las labores en 4 horas ocasionalmente en comparación con la que dedica más de 6 horas varias veces por semana.
  • Jornada laboral: Se debe respetar la duración de la jornada que establece la Ley Federal del Trabajo para los trabajadores en general, que es de ocho horas diarias (máximo), otorgar un día y medio de descanso obligatorio y los feriados oficiales, o bien, acordar con mutuo acuerdo el manejo en esos día. La limpieza doméstica implica esfuerzo físico, descansar es importante.
  • Seguro social. Debe cubrir los gastos por enfermedad o accidentes. Existe una categoría que permite que cualquier persona que emplea a una trabajadora del hogar la inscriba a un régimen voluntario. Ya te la mencionamos AQUI. También existen opciones particulares muy accesibles para los empleadores.
  • Vacaciones. 6 días al cumplir un año de servicio, que aumentará dos días por cada año siguiente hasta un máximo de 12 días con goce de salario íntegro.
  • Aguinaldo. Se deberá entregar antes del 20 de diciembre de cada año y la cantidad será correspondiente a 15 días de salario o su equivalente proporcional si no ha cumplido un año de trabajo.

Y principalmente,  trato respetuoso.  Evitar adjetivos despectivos o denigrantes, la forma correcta de nombrar a las personas que reciben una remuneración por el trabajo doméstico es trabajadora o trabajador del hogar, además claro, por su nombre.

Ellas, las trabajadoras del hogar, cuidan de nuestros hogares. Cuidemos de ellas.

 

banner-largo-v2

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Calculo de aguinaldo para empleada doméstica

Cada año hay gastos y eventos que implican un mayor esfuerzo económico en todas las familias.  El aguinaldo es una prestación…

Vacaciones y prima vacacional de trabajadoras domésticas

A pesar que en México hay más de 2.2 millones de trabajadores del hogar, de los cuales nueve de cada 10…