Cómo limpiar las áreas más descuidadas del hogar

Una casa limpia y ordenada es muy importante para mantener una buena salud. Y para esto, resulta imprescindible mantener una rutina de limpieza que implique aspirar, limpiar los baños y cocina, así como un aseo profundo al menos una vez por semana. Sin embargo, en el apuro por mantener todo impecable, podemos olvidarnos de algunos detalles. A continuación les dejamos una lista de esos lugares y rincones que por múltiples razones pasamos por alto en nuestras tareas de limpieza de la casa.

 

Marcos de las puertas y ventanas

El polvo suele acumularse en las zonas que no vemos y los marcos de puestas y ventanas sonunas de ellas. No olvides repasar estas juntas con un plumero o un paño suave para quitar todo el polvo acumulado.

 

Debajo y detrás de los electrodomésticos

Si bien no es necesario que cada vez que limpiemos la casa corramos la heladera o el horno, ya que son bastante pesados, deberíamos hacerlo cada 15 o 20 días. En el espacio que hay a los costados y detrás de los electrodomésticos suele juntarse polvo, suciedad y hasta restos de comida. Lo mismo ocurre con los aparatos que tenemos sobre la mesada: tostadora, cafetera, licuadora… cuando limpies la mesada no olvides levantar estos aparatos y limpiar por debajo de ellos.

 

Picaportes, perillas de la luz y manijas

Estos accesorios deben limpiarse asiduamente, ya que al ser tocados por muchas personas varias veces en el día, acumulan bacterias y gérmenes. Ponle especial atención a la limpieza de las perillas y accesorios del baño y de la cocina con un paño desinfectante para eliminar estos gérmenes.

 

Recipiente para los cepillos de dientes

Es muy común obviar la limpieza de estos recipientes. Cuando nos lavamos los dientes, solo enjuagamos el cepillo y lo colocamos en el  recipiente; pero lo que no tenemos en cuenta es que pueden caer residuos de pasta dental, y este es otro espacio en el que se acumulan gérmenes. Asegúrate de enjuagar y limpiar el recipiente para los cepillos de dientes con frecuencia.

 

Controles remotos

Los controles remotos son los elementos de la casa que más gérmenes acumulan y, sin embargo, al realizar la limpieza de la casa, generalmente olvidamos limpiarlos. Para limpiarlos correctamente, se aconseja quitarles las baterías y limpiarlos con un paño desinfectante al menos una vez a la semana. Otra opción para mantener los controles limpios es envolverlos en un plástico. Esto hará que su limpieza sea más fácil y rápida y que se acumulen menos cantidad de gérmenes.

 

Los dos lados de la alfombra

Por lo general, cuando limpiamos las alfombras de nuestra casa solo aspiramos el lado superior, que es el que está a la vista. La mala noticia es que la suciedad se acumula de los dos lados de la alfombra; por lo tanto, es una buena idea aspirar tanto el lado superior como la superficie que cubre la alfombra.

 

El tacho de la basura
Muchas gente piensa que no es necesario limpiar el tacho de la basura ya que siempre utilizan bolsas en su interior, pero las bolsas pueden gotear y esa humedad contribuye a que se generen gérmenes, bacterias y mal olor. Procura limpiar o desinfectar el interior de tu tacho de basura regularmente con algun producto de limpieza.

 

Recuerda que no importa cuan seguido limpies tu casa; siempre habrán lugares que quedaran en el olvido. Incorpora estos consejos a tu rutina de limpieza para obtener mejores resultados y una casa limpia y radiante por más tiempo

Haz tu propio detergente y suavizante para la ropa

No hay nada mejor que lavar la ropa con un buen detergente, quedando limpia, con rico olor y sin vestigios de…

Mira como ahorrar agua en el hogar y evitar excesos

Saber cómo ahorrar agua te dará la oportunidad de evitar que tu bolsillo se resienta y de llegar a fin de…