Asegurar a las empleadas domésticas en el IMSS. Todas las claves

Tradicionalmente, en México, el trabajo doméstico ha sido objeto de condiciones inadecuadas, extensas jornadas y poca regularización, quedando a voluntad de los empleadores el aseguramiento de las trabajadoras del hogar al servicio de salud.

El Instituto Mexicano del Seguro Social  lanzó el 29 de marzo pasado un programa piloto para brindar seguridad social a esta población, que en nuestro país es aproximadamente de 2.3 millones de personas, en su mayoría, mujeres.

El proyecto está pensado en base a las necesidades de estas trabajadoras, pues se tomará en cuenta si tienen uno o varios patrones, si trabajan unas horas o están de planta, y más detalles que no se presentan en la afiliación común.

Beneficios

Al estar afiliadas al IMSS, disfrutarán de:

  • Servicios médicos, hospitalarios, farmacéuticos y atención obstétrica.
  • Incapacidades.
  • Pensión por invalidez y vida.
  • Fondo para el retiro.
  • Prestaciones sociales dentro de las que se encuentran velatorios y guarderías.

 

Beneficiarios

  • Cónyuge o concubina(rio).
  • Hijos.
  • Padre y madre.

 

¿QUÉ NECESITO SABER COMO PATRÓN?

Para poder inscribirse a la prueba piloto se debe contar con el nombre completo de la empleada doméstica, domicilio, Número de Seguridad Social, salario mensual y Clave Única de Registro de Población (CURP). Asimismo, se debe contar con el nombre completo, domicilio y de manera opcional la CURP del patrón o de todos los patrones, cuando la trabajadora labore en más de un lugar.

En caso de no contar con su Número de Seguridad Social (NSS), las  trabajadoras del hogar lo pueden tramitar  mediante la página del IMSS o en la Subdelegación que corresponda a su domicilio.

En caso de que  la empleada labore con más de un patrón, cada uno de ellos debe cubrir el monto correspondiente a las cuotas obrero patronales proporcionales a los días que asista a su domicilio. Entre más empleadores se sumen, la cuota a pagar irá disminuyendo para cada empleador. 

Para realizar el pago de las cuotas, tendrá como fecha límite hasta el día 20 del mes calendario, a efecto de iniciar la cobertura del aseguramiento el primer día calendario del mes inmediato siguiente al pago.

Las cuotas que podrán pagar en forma tripartita (una parte el patrón, otra la trabajadora y una el gobierno) o como acuerden entre el empleador y el trabajador. Es importante mencionar que para poder registrarse debe percibir al menos el salario mínimo.

Esto quizás podría modificarse según lo que resulte de la prueba piloto que se estima durará 18 meses, que es el plazo establecido por la SCJN para hacer obligatoria la afiliación de las trabajadoras domésticas.

La afiliación será un tipo prepago, mediante una línea de captura que emitirá el IMSS para que el interesado pague en el banco vía ventanilla o vía electrónica. Contra el pago del aseguramiento, la dependencia podrá saber que esa persona tiene potencial para registrado, y lo único que tendrá que hacer después el beneficiado es asistir a la clínica que le corresponda según su domicilio, para darse de alta u recibir los servicios.

Para mayores informes el IMSS proporcionó un instructivo en su página, así como la posibilidad de solicitar asesoría especializada y personalizada a través de línea teléfonica o whatsapp.

Fuente: IMSS 

 

Calculo de aguinaldo para empleada doméstica

Cada año hay gastos y eventos que implican un mayor esfuerzo económico en todas las familias.  El aguinaldo es una prestación…

Cuidando de las empleadas del hogar, ¿qué puedes hacer?

El trabajo en el hogar es un oficio digno, importante y las trabajadoras del hogar merecen respeto. Por ello, es necesario…